Adaptación canguro intrahospitalaria

428

La adaptación canguro intrahospitalaria se puede definir como un ajuste de orden físico, social y emocional, que afronta tanto la madre como el padre y la familia en general frente a los cuidados del recién nacido prematuro. Esta se realiza dentro de la Unidad de Cuidado Intensivo neonatal una vez las condiciones de salud de la madre y del bebé así lo permitan.

Hace parte de la metodología de entrenamiento que los padres de prematuros deben recibir a través de la enseñanza de temas que fortalecen su vínculo.

La adaptación canguro intrahospitalaria generalmente es una actividad dirigida por una enfermera capacitada y entrenada en método madre canguro. En las sesiones programadas, las madres, padres y familias son apoyadas en el reconocimiento de la prematurez, el manejo del estrés en condiciones de hospitalización y vulnerabilidad, posición canguro, cuidados del recién nacido, signos de alarma y métodos de alimentación, entre otros.

El entrenamiento es evaluado y consensado con el personal de la Unidad de Cuidado Intensivo neonatal y para considerarlo exitoso se tiene en cuenta la condición de salud del bebe y ganancia de peso adecuada, una madre y/o padre hábil en posición canguro, participación activa y evaluada en las sesiones educativas y lo más importante, un compromiso permanente por aplicar lo aprendido para iniciar el proceso ambulatorio en casa.

Cada vez más, las instituciones de salud son mayormente flexibles y activas en las tareas educativas con los familiares de bebes prematuros hospitalizados. Esto trae consigo gran resultado en la recuperación rápida del recién nacido, en minimizar los días de hospitalización y garantizar padres ilustrados en el cuidado de su hijo.

En el Programa Madre Canguro del Hospital Federico Lleras Acosta, se brindan las herramientas necesarias para una excelente adaptación canguro intrahospitalaria.